Esponja Miracle Complexion de Real Techniques

Como os decía al hablar de la esponjita Beautyblender, si hay un producto cosmético que realmente ha supuesto una revolución en mi rutina de maquillaje en el último año y pico han sido estas esponjas que deben usarse mojadas y que permiten que el maquillaje te quede como si hubieras usado un aerógrafo. Una vez os insisto: el resultado es alucinante.

En aquel post os hablaba de varios clones lowcost de la Beautyblender, porque hay que reconocer que la esponjita es cara y, además delicadilla. Tardé en decidirme, porque aunque la adicción potinguil me hace siempre estar ávida de probar cosas nuevas, con los años me he ido acomodando y cuando algo me va bien… ¿para qué cambiar? Pero al final el tema precio me ha podido y llevo unos cuantos meses usando la esponja Miracle Complexion de Real Techniques, tiempo más que suficiente para testar a fondo varias unidades y poder daros una opinión con fundamento.

Características de la esponja Miracle Complexion de Real Techniques 

La esponja viene en el envase característico de Real Techniques. Si habéis comprado brochas, por ejemplo, sabréis que son muy similares todos los estuches de la marca. Es un envase más de batalla, pensado para colgar en los expositores de las tiendas. No tiene el encanto del envase de la Beautyblender pero, también os digo, que yo cada vez soy menos de envases y lo que me llama es lo que hay dentro.

Esponja Miracle Complexion de Real Techniques (envase)

En la parte de atrás del envase podemos ver el uso recomendado de cada zona de la esponja, ya que la Miracle Complexion de Real Techniques no tiene forma de lágrima como la Beautyblender sino que su parte de abajo está cortada, biselada.

Esponja Miracle Complexion de Real Techniques (trasera del envase)

La recomendación que nos da la marca es que usemos la parte plana para el contorno alrededor de los ojos y la nariz, los lados para las grandes áreas del rostro y la punta para cubrir imperfecciones.

Esponja Miracle Complexion de Real Techniques (nueva)

Al igual que la Beautyblender, esta esponja de maquillaje está pensada para usar húmeda, así que primero tenemos que mojarla y luego escurrirla. Con cariño, por favor. Porque es igualmente delicada y como la estrujemos mal, al primer día tendremos una grieta.

Una vez que hemos terminada de usarla, lo suyo es lavarla y dejarla secar en algún sitio bien ventilado y donde no tarde mucho, para evitar que coja moho.

 

Mi experiencia

Después de varios meses con ella debo decir que aunque tiene diferencias con la Beautyblender, en el día a día no hay un cambio tan grande como para que yo ahora mismo quiera volver a usar la Beautyblender, al menos no a su precio actual.

¿El acabado es el mismo? Yo diría que no, pero sí muy similar. No es un acabado tan tan espectacular pero igualmente es un acabado muy bueno, mucho mejor que con las esponjas que usaba años atrás. Además, se desperdicia muy poco producto por lo que me parece un producto que te ayuda a ahorrar en maquillaje. Y con su estupendo precio, hoy por hoy es mi primera opción (¡hasta que me de por probar otras alternativas!).

 

Cuidado de la esponja Miracle Complexion

Ciertamente la Miracle Complexion es una esponja de maquillaje que requiere un poco de mimo por nuestra parte. No voy a decir que sea trabajosa, porque no lo es, pero si no la cuidamos en dos días la tenemos rota.

Es muy importante no estrujarla a lo bestia, lo cual incluye no apretarla mucho en los rincones de nuestro rostro. Para zonas muy pequeñas es preferible usar quizá unas esponjas más pequeñas (Beautyblender las tiene en packs de 2) o una brochita. Más que nada porque quizá la Miracle Complexion sea un pelín menos amoldable que la Beautyblender y ya digo que apretarla no nos interesa si queremos cuidarla.

El lavado es un problema relativo. Desde mi experiencia, se lava bastante bien usando el jabón sólido de la Beautyblender, desde luego mejor que la Beautyblender. Quizá porque el material parece algo menos poroso, más duro. Yo tengo la impresión de que absorbe menos producto y, por ello, es más fácil lavarla. Tampoco he conseguido dejarla perfecta nunca, tengo que decirlo, pero sí queda decente.

En la imagen inferior podéis ver el estado de una de las esponjas Miracle Complexion justo antes de tirarla y reemplazarla por otra. Como veis, tiene varios hoyos y pérdida de trocitos pero no está excesivamente sucia para haberla estado usando durante unas 9 semanas.

Esponja Miracle Complexion de Real Techniques (usada)

Si tuviera que resaltar un problema de su cuidado es que conseguir que la esponja se seque rápido en un baño como el mío, no es fácil.

En cualquier caso, dado que la Miracle Complexion no es una esponja tan cara, la recomendación de cambiarla máximo cada 3 meses me parece más que asumible. Es más, yo la cambiaría cada dos meses y así te aseguras de no estar guerreándote la piel.

 

Beautyblender vs Miracle Complexion: con cuál me quedo

Aunque el objeto de este post no es comparar ambas esponjas, después de tanto tiempo usando la Beautyblender es imposible que no hable de ella si quiero comentar mis impresiones sobre la Miracle Complexión.

Desde luego, hay tres diferencias fundamentales entre Beautyblender y Miracle Complexion:

  • La primera es que la esponja Miracle Complexion de Real Techniques es mucho más dura, incluso creo que pesa más. No es algo que afecte en exceso a su uso pero hay que reconocer que la Beautyblender es puro amor mientras que la Miracle Complexion a mi me recuerda mucho a esos triángulos que creo que todas usábamos allá por el año 2000. No es amorosa ni especialmente moldeable.
  • Al mojarla, el cambio de tamaño de la Miracle Complexion es mucho menor. Mientras que el crecimiento de la Beautyblender es impactante bajo el grifo, el de la Miracle Complexion no es tan espectacular. Tampoco es un problema, de hecho me apañaría incluso con una esponja de menor tamaño.
  • Tengo la sensación de que la Miracle Complexion absorbe menos maquillaje por lo que ahorras en producto y, además, se ensucia menos.

¿Son grandes diferencias? Yo diría que lo son pero lo importante, que es el resultado, es muy similar. Creo que el acabado de la Beautyblender es magnífico y quizá el de la Miracle Complexion no sea tan bueno, pero para el día a día es más que suficiente. Si eres una profesional del maquillaje o te haces fotos de cerca o eres muy maniática, creo que sí vas a notar diferencia. Si no, es apenas perceptible la diferencia de acabado entre una y otra.

 

Lo mejor de la esponja Miracle Complexion de Real Techniques

Para mi sus virtudes están claras:

 

Lo peor de la esponja Miracle Complexion de Real Techniques

Al igual que tengo claras las virtudes, también tengo claro lo que menos me gusta:

  • Tacto menos amoroso, más dura y menos esponjosa.
  • Igual de delicada que la Beautyblender.
  • No es fácil tenerla siempre perfecta, más que nada por tener que usarla en húmedo.

 

Precio y dónde comprar

Yo las compro en Amazon. Como os comentaba antes, sale por unos 6 euros si la compras suelta o 5 euros si compras el pack de 2.

¡Suscríbete a mi newsletter!

¡Suscríbete a mi newsletter!

Apúntate a la lista de correo y recibe las novedades cómodamente en tu mail.

Te has suscrito correctamente.

Escrito por Miss Cosméticos
Blogger madrileña desde hace 7 años, mamá de dos peques, adicta a los productos de belleza. A los cosméticos les pido ser prácticos y eficaces.

Dejar un comentario