Champú seco "volumen" Gliss de Schwarzkopf

Seguro que recordaréis la entrada que escribí sobre el champú en seco Gliss de Schwarzkpof. Un champú con el que estoy contentísima y que uso día sí día no para mantener el flequillo limpio sin tener que lavarme el pelo todos los días. Contentísima estoy con él.

Pues bien… a mi me gusta probar. Es lo que tiene la tendencia a la infidelidad cosmética. Que te aburres de lo bueno y quieres probar cosas nuevas. Así que cuando vi que la misma marca había sacado una gama “volumen”, especial para el pelo fino, pensé: uy, qué bien, vamos a probarlo.

¡Meeeeeeeeccccc! ¡Error! ¡Ay, por qué sigo cayendo en lo mismo! Si es que me encanta probar pero, cuándo algo funciona, ¿para qué cambiar?

En fin, os voy a hablar hoy de mi último big fail. Porque probar es lo que tiene, descubres cositas geniales pero de vez en cuando te compras algo que te va realmente mal.

 

Champú seco “volumen” Gliss de Schwarzkpof

Al igual que os comentaba con la versión de pelo graso, este champú está pensado para eliminar la grasa del cabello sin tener que lavarlo con agua, de modo que resulta muchísimo más rápido. Ideal para emergencias, para cuando tenemos prisa y para no someter al pelo a lavados excesivos cuando realmente el área que tenemos sucia es muy pequeña. En mi caso, ya os lo conté, me lavo el pelo día día día no, lo tengo bastante seco y no quiero lavarlo más, de hecho ¡ojalá pudiera lavarlo menos! Pero el flequillo se me engrasa así que algo tengo que hacer. El champú en seco es un verdadero milagro y cumple lo que te dicen: te permite estar hasta un día más sin tener que lavarlo.

La gama “volumen” del Champú seco Gliss de Schwarzkpof está pensada para pelo fino. Es decir, para mi tipo de pelo. Que yo tengo mucha cantidad pero muy finito.

Se supone que además de limpiar, aporta “volumen increíble al instante”. La verdad es que no tengo problema de volumen. Más bien lo contrario. Pero ¿por qué no probar? ¡Ay, lo que me gusta a mi probar una cosa nueva!

Champú seco "volumen" Gliss de Schwarzkopf

 

Método de aplicación

Igual que todos: pulverizamos la raíz del cabello a unos 20 cm de distancia, mejor si lo abrimos por capas para asegurarnos de que llegamos bien a toda la superficie de la raíz.

Esperamos un par de minutos, masajeamos la raiz y cepillamos.

Con eso deberíamos obtener ya un pelo libre de grasa y manejable, suelto y suave.

 

Resultados: ¡horrorosos!

Me sabe fatal escribir sobre un producto con el que me ha ido mal pero ¡os lo tengo que contar!

Este champú no tiene nada que ver con el anterior, que me encanta.

Cuando lo aplicas sí que se nota que es menos blanco, parece menos cubriente. Yo como soy rubia no tenía problemas con el anterior, pero sí que es cierto que para las morenas podía ser un problema. Con esta gama me imagino que tendrán menos problema porque es menos polvoriento, cubre menos, parece que pesa bastante menos y es más transparente.

El olor no es tan cítrico como el de pelo graso pero no está mal. Se aprecia poco, la verdad, menos que el otro.

Lo peor es cómo deja el pelo: ¡cómo el cartón!

Limpiar limpia. No tan intensamente como el otro, pero limpia. Vamos, que te permite salir del paso ese día.

Pero es que me deja el pelo como si me hubiera echado laca: tieso, áspero, poco manejable. Da igual que masajee, que cepille a fondo, que me de con el secador, que pase la plancha… El producto se queda impregnado y no se va. Vale que no se ve y que quizá otra persona no lo perciba pero yo sí que lo noto tieso y rugoso. No me gusta nada que me quede el pelo acartonado. Más aún cuando se trata de dejar el pelo limpio, que lo que espero es que quede suave y suelto como cuando te lo acabas de lavar.

 

Precio y dónde comprar

Como siempre, lo compré en Amazon.

Me costó 4.20 euros frente a los menos de 3 euros que cuesta el del pelo graso 🙁

Lamentablemente yo he tirado el dinero. Me gusta tan tan poco que no sé si lo voy a seguir usando. No soy de tirar las cosas, suelo aprovechar los cosméticos hasta la última gota incluso cuando no me gustan, pero me incomoda tanto la sensación de flequillo tieso que creo que finalmente lo terminaré tirando.

En fin, si lo queréis probar, ¡no dejéis de contarme! Espero que os vaya mejor que a mi.

¡Suscríbete a mi newsletter!

¡Suscríbete a mi newsletter!

Apúntate a la lista de correo y recibe las novedades cómodamente en tu mail.

Te has suscrito correctamente.

Escrito por Miss Cosméticos
Blogger madrileña desde hace 7 años, mamá de dos peques, adicta a los productos de belleza. A los cosméticos les pido ser prácticos y eficaces.

    1 comentario

Dejar un comentario