Champú seco Gliss de Schwarzkopf , pelo limpio cuando tienes prisa

Ya en 2011 os hablaba del champú en seco de Klorane. Hoy os quiero hablar del champú seco Gliss de Schwarzkopf, una verdadera ayuda cuando necesitas tener el pelo limpio pero tienes prisa y no puedes lavarlo.

Y es que si me preguntaran acerca de un cosmético realmente práctico para mamás, sin duda diría que un champú seco.

Las que tenemos peques sabemos hasta qué punto hay días que es imposible quitarse el pijama. Seguro que mi confesión no os asustará: yo he llegado a bajar a la calle en pijama, con el abrigo encima ¿quién sabe lo que llevas debajo?

Pero el pelo… el pelo sucio no hay manera de disimularlo. Pues bien ese problema se termina usando un champú seco. 5 minutos y pelo decente, casi como lavado con agua y champú.

 

Cómo usar el champú seco Gliss de Schwarzkopf

Recomiendo agitar muy bien el bote, es importante para que luego el producto no se apelmace.

Yo normalmente no lo uso en todo el cabello sino solamente en el flequillo.

Como tengo la piel mixta, el flequillo es la zona que más se me engrasa.

De hecho, me suele ocurrir que tengo el pelo limpio pero el flequillo sucio. Así que el champú en seco me permite dejar el flequillo en condiciones sin tener que lavarme todo el cabello, lavado que además sería innecesario puesto que el resto del pelo no lo necesita en ese momento.

Champú seco Gliss de Schwarzkopf

Para aplicarlo cepillo bien todo el cabello y luego voy pulverizando por mechones.

Para no acabar con el pelo blanco, que luego es muy difícil de quitar, pulverizo por lo menos a dos palmos de distancia y poquito a poco. Mejor eso que pasarse de primeras y que luego sea difícil de quitar.

Lo dejo actuar unos 5 minutos, lo que tardo en darme una ducha rápida.

Y luego ya es volver a cepillar.

Simplemente con el cepillado se quita ese polvillo blanco y queda el pelo limpito, suelto y oliendo muy bien.

 

Resultados del champú seco Gliss de Schwarzkopf

El champú seco Gliss de Schwarzkopf me va fenomenal.

Me deja el flequillo y/o las raíces limpias de grasa y me permite alargar un día más el lavado del pelo. Como el resto del cabello lo tengo bastante seco, se agradece no tener que abusar de los lavados.

El resultado no es el mismo que el de acabarte de lavar y secar el pelo. Pero es más que suficiente para aguantar ese día sin tener que lavarlo ya que estéticamente deja de parecer graso, le da volumen, no lo apelmaza y huele bien.

Es importante no abusar del producto porque si te pasas luego es difícil quitarse todo el polvo blanco. Imagino que esto será fundamental si tienes el pelo oscuro. Yo como lo tengo rubio la verdad es que disimula, pero aún así odio el efecto empolvado así que hay que vigilar la cantidad que usamos. Además, no por mucho echar va a limpiar mejor.

Llevo ya varios botes y siempre repito.

El bote lleva 200 ml, que cunden muchísimo.

Por cierto, que al escribir esta reseña acabo de ver que hay una nueva versión del champú seco Gliss de Schwarzkopf para pelo fino. Sin duda será lo próximo que pruebe cuando termine el bote que tengo ahora.

 

Precio y dónde comprar el champú seco Gliss de Schwarzkopf 

Además de que el resultado es bueno, sin duda lo mejor del champú seco Gliss de Schwarzkopf es su precio, que no llega a 3 euros.

Yo lo compro en Amazon.

¡Suscríbete a mi newsletter!

¡Suscríbete a mi newsletter!

Apúntate a la lista de correo y recibe las novedades cómodamente en tu mail.

Te has suscrito correctamente.

Escrito por Miss Cosméticos
Blogger madrileña desde hace 7 años, mamá de dos peques, adicta a los productos de belleza. A los cosméticos les pido ser prácticos y eficaces.

    1 comentario

Dejar un comentario